COMO RETIRAR EL ESMALTE SEMIPERMANENTE EN CASA SIN DAÑAR LA UÑA NATURAL

¿Eres de las que te gusta lucir una manicura o pedicura perfecta durante 15 días o más? Pues este post es para ti.

Seguro que ya sabes de la existencia de los esmaltes semipermanentes, y si ya lo has probado te preguntarás como puedes retirarlo tu misma en tu casa sin que tu uña natural sufra. Todo y que nuestro consejo siempre es que os lo retire un profesional, aquí os dejamos un tutorial paso a paso para las que no queréis volver al salón a  que os  retiren dicho esmaltado. Todos los productos que os vamos a mostrar los tenéis disponibles en nuestra tienda online.

¿Qué necesitas?

 

  

  • Disolaceto: disolvente especial para retirar el esmalte semipermanente. Su ingrediente principal es la acetona (no recomendamos el quita esmalte aunque lleve acetona).
  • Una lima: podéis usar la que tengáis en casa pero nosotros recomendamos una de grano fino que no sea muy agresiva.
  • Papel de aluminio: sí, el típico de cocina que cortaremos en trozos como de cinco por cinco centímetros, por ejemplo y, necesitaremos un trozo para cada dedo.
  • Algodón: También lo necesitamos en trozos que no sean muy grandes, del tamaño de nuestra uña.
  • Empujador de cutículas: nos ayudará a retirar mejor el producto pegado a la uña.
  • Pincel grueso: nos ayudará a eliminar las partículas de polvo y restos de esmalte sueltos.
  • Aceite de argán 100%: Reparará las uñas deshidratadas después de estar tantos días con el esmalte.

 

¿Cómo retirar el esmalte semipermanente?

Comenzaremos limando toda la superficie de la uña hasta que quede opaca, por lo tanto no es necesario limar demasiado, lo justo para eliminar la capa de brillo (top coat), con unas pocas pasadas será suficiente.

A continuación hay que empapar con ganas los trocitos de algodón, sin escatimar en producto pero no gotee. Colocar el trozo de algodón sobre la uña y envolverlo con el papel de plata. Dejarlo actuar entre 5 o 10 minutos (cuanto más rato esté más fácil será retirarlo).

Continuamos retirando dedo por dedo el papel de aluminio y el algodón y con la ayuda del empujador de cutículas rascamos suavemente hacia afuera el esmalte. Es importante no retirar todos los papeles de aluminio a la vez porque se os secarán las uñas y no podréis retirar el esmalte que aun quede pegado en la uña.

 así es como queda justo cuando retiramos el papel y el algodón (el esmalte queda medio levantado).

Y ahora ya solo queda limar suavemente con una lima blandita la superficie de la uña para terminar de eliminar los restos de esmalte e hidratar nuestras uñas con un buen aceite de argán 100%, ya que la acetona reseca y queremos que nuestras uñas se vean sanas y fuertes para lucirlas de nuevo.

Si queréis las podéis volver a esmaltar tranquilamente.

Lo que no debéis hacer bajo ningún concepto es arrancar el esmalte a pelo, lo que conseguiréis de esta forma es destrozar literalmente la uña natural y tardará mucho en recuperarse.

Aquí os dejo un vídeo donde Yurena lo explica paso a paso por si os ha quedado alguna duda.

Esperamos que os haya servido de gran ayuda.

Saludos!

 

Enviar comentario

Gastos de envío gratis a partir de 60€! Descartar